Piedra del Peñol

UNA PIEDRA MASIVA QUE SE ALZA A MÁS DE 650 pies de la tierra plana de Guatape – Colombia, la Piedra de Peñol o El Peñón de Guatape, fue adorada por los indios Tahamies.

En la década de 1900, los agricultores locales veían la enorme roca de 10 millones de toneladas como una molestia, una versión gigante de las rocas que los agricultores excavaban regularmente en sus campos. En 1954, un grupo de amigos, supuestamente a instancias de un sacerdote local, subió la roca utilizando una serie de tablas encajadas en una grieta. Estas fueron las primeras personas que se sabe que escalaron El Peñón de Guatape. (Se desconoce si los Tahamies tenían alguna forma de subir la piedra).

Escalar la enorme piedra tomó cinco días, pero la cima de la roca reveló hermosas vistas y una nueva especie de planta. Pitcairma heterophila. La roca pronto se convirtió en una modesta atracción turística.

La roca, que es casi completamente lisa, tiene una grieta larga, la que usaban los escaladores para ascenderla. En la grieta se encajó posteriormente una escalera de mampostería de 649 escalones, única vía para llegar a la cima de la Piedra de Peñol. En la década de 1970, el área fue represada y la vista desde la roca cambió: ahora domina una espectacular serie de lagos e islas.

Hoy, puede ascender la roca (aparentemente propiedad de una familia local, aunque también designada por Colombia como “monumento nacional”) por $ 6 USD. Allí encontrará algunas reliquias religiosas y una torre de vigilancia de tres pisos.